Enfrenta a tu frente con el Yoga Facial

yoga alineación18_00 - 19_00-2Mirarse al espejo y enfrentarse a la propia frente, observarla, verla con detalle, esto requiere tiempo, ganas, concentración y un espejo.
Pero no te asustes si ves algunas lineas allí. Todo tiene solución.
El Yoga Facial es una de las tendencias que está generando furor en Barcelona y en el mundo y que empieza a tener cada vez más adeptos.
   Le llaman Yoga Facial porque incluye respiración consciente y tiene un gran componente meditativo y de relajación que permite que lo complementes de manera perfecta con tu práctica regular de Yoga o en cualquier momento del día, mientras estás en tu oficina, en tu hogar o en alguna pausa laboral.
   Yoga Facial es una serie de ejercicios y técnicas faciales que nos permiten relajar el rostro, frente, pómulos, cuello, fortaleciendo los músculos y generando una expresión mas calma y serena en nuestra cara y así evitar las lineas de expresión o preocupación que pueden generar un estado negativo y hacernos envejecer mas deprisa de lo habitual.
   Se recomienda practicar unos minutos al día, antes de comenzar la clase de Yoga o bien, cuando el tiempo te lo permita.
   Te dejamos aqui unos consejos simples y prácticos para que puedas realizar en tu día a día y así mantener un rostro mas tranquilo, juvenil y bonito, ganando la batalla al estrés a y a las preocupaciones:
• Siéntate relajado. Cierra los ojos y haz 5 respiraciones, inhalando suave por la nariz y exhalando por la boca a manera de suspiro, relajando cualquier tensión.
Después de estas 5 respiraciones, vuelve a la respiración normal por la nariz. Esto te llevará aproximadamente unos 4-5 minutos.
• Puedes usar un espejo si así lo prefieres. Mantén una postura cómoda y relajada. Puedes usar una silla para apoyar la espalda o bien estar de pie o acostado.
• Lleva las manos a la frente y estira suavemente la piel hacia los lados. Los ojos puedes estar abierto y la mirada serena. Mantén estirada la piel de la frente y toma dos inhalaciones naturales por la nariz.
• Sosteniendo la piel de la frente hacia los lados, contrae el músculo frontal y eleva las cejas 10 veces.
• Relaja y repite unas 3 veces.
• Al terminar, alisa la piel de la frente hacia los lados varias veces. Puedes utilizar un aceite de almendras o alguna crema para que sea mas como un suave masaje. Hazlo con los ojos cerrados inhalando y exhalando suavemente.
   Con esta sencilla técnica lograrás que tus cejas estén en una posición adecuada y además evitarás las lineas horizontales de la frente. La energía que produce mantener una frente relajada hará que tu día y las preocupaciones sean procesadas con otra perspectiva mas tranquila y positiva.
Mantén siempre la conciencia en esta zona de tu rostro y práctica cuando lo necesites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *