YOGA AMB ÀNIMA

DSC_0156Sentada, degustando un café italiano en el Tiramisu de la Vila de Gràcia y una conversación que sin querer escucho, detrás de mi: un chico que habla en italiano por teléfono como si estuviera solo y feliz. Y una canción italiana, (porque el Tiramisu es italiano, muy cool, muy italiano) claro, sonando mientras tanto, y el coro pegajoso, fácil de recordar :“In questa vita c´è bisogno di Più Anima…..  y esta frase que por un segundo me hace pensar … y de repente, mientras esa frase me iba produciendo una cantidad de reflexiones escucho que alguien me dice: ¡ah! ¡hola! ¿qué tal?, ¿cómo vas?, etc. Yo:Bien. Ella: pues fijate que me gusta mucho lo que pones en el insta, y yo: si gracias, bueno, ya sabes… lo mío no son las acrobacias pro o las posturas mega advanced, el yoga también es bueno para……. y ella entorna los ojos con gran alegría y me dice: ¡ya sé hacer la postura esa con la cabeza!, y yo: ¿cuál?, esa, esa con la cabeza y qué feliz me siento, la profesora me ayudo a subir. Yo: ¡ah!, vale, ¿y te explico bien la técnica?, ya sabes que es una postura delicada, etc etc, yo allí con mi influencia tan Iyengar de la Alineación y ella: bueno, no pero ahora la practico en el gimnasio, ¡qué bien!, ¡supere el miedo! y yo: genial, super, pues ya sabes como se ponen las manos en Sirsasana. Ella: ¡ah!Asi si, claro, mira asi….. y bueno, no era la mejor versión pero simplemente pensé, ella es feliz, supero un miedo pero allí no se queda el camino del Yoga. Ella terminó su café, atendió una llamada y saludo. ¡Deu!

¿Pues y entonces el Yoga es algo anormal? ¿O hacer Yoga  es ponerse de cabeza y todos vamos allí con la cabeza puesta en ponernos de cabeza…. ¿cómo?

No hace falta más que un minuto para ver las redes sociales del ambiente yoga petadas con barbies, modelos, sexy girls haciendo posturas de cabeza, y cosas super increíbles, todas muy lindas y muy pro, si si, las legins bellisimas, y los tops super, a la vista da gusto, si, si, strong strong. Da gusto esta explosión de cosas tan talentosas y que requieren mucho trabajo, ardua práctica, sin embargo, pareciera que la gente se deja llevar por este imaginario y piensa que el Yoga es esto. Lograr la postura más ultra guai, la más difícil y si todo se vuelve un challenge, even better, sí señor… Quiero ponerme de cabeza, y si si y quiero, quiero, mi cabeza, pies arribas, ¡guao! lo logré. Satisfacción garantizada.

Al parecer el Yoga es algo raro ¿no? da como miedo….. uyyy no ….

El Yoga es algo tan sencillo y natural, que debería ser tan común como tomar un café o ir al mercado a comprar zanahorias.

En una práctica de Yoga se hacen posturas, Asanas, para crear conciencia desde las base, desde nuestros pies, para lograr acceso a la columna, y así, poco a poco, crear flexibilidad y conciencia, trayendo la atención al momento presente y observarnos, vernos, y sentirnos. Y si tu columna se fortalece y tu cuerpo también, entonces ya puedes estar feliz y sentarte a meditar, a respirar, a conectar. Tan simple que no hace falta nada mas que cerrar los ojos y oir la respiración, sintiendo tu propia Ànima, tu corazón.

Yoga es para todos

Ciertamente resulta más atractivo ver a alguien apoyado con su cabeza que acostado en Shavasana o bien haciendo una postura sencilla sentada o una postura simple de pie.

Sin embargo, practicar 2 o 3 asanas sencillas tiene tantos beneficios como hacer acrobacia o posturas mega increíbles. Incluso más beneficios pues nos ayuda a mantener el sistema nervioso en óptimas condiciones y todas las edades pueden beneficiarse por igual pues las Asanas tienen su variación de acuerdo a nuestros límites, y existe, ¡qué bueno! elementos como mantas o sillas que nos ayudan a hacer las Posturas con más comodidad y precisión, con lo cual, todos tienen acceso a los beneficios, llámase persona mayor, inflexible, con problemas de equilibrio, hiperactivos, etc, etc.

Al final,  la practica de Yoga, como dice la canción, requiere de “piú Anima”, esa misma Ànima, Alma, ese amor y coraje profundo que nos permite estar conectados, quietos, escucharnos, sentirnos. Traer armonía, creando espacio dentro y fuera de nosotros.

Si practicas Yoga amb Ànima, con el alma, con el corazón, te darás cuenta que es sencillo, es practicar Asanas para estar bien, sanos, fuertes, saludables, felices. Claro que cuesta, pero si le pones Ànima, verás que bien se siente y que bonito es estar conectado con el interior.

Los misterios del Yoga quedarán desvelados.

¡Pruébalo!

Hari Om

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *